Breve Historia

Inspiración

La Universidad Católica de las Misiones, UCAMI, surge como iniciativa del Obispado de Misiones y del Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya.

La idea fue gestada por el primer Obispo de la Diócesis de Posadas, Monseñor Jorge Kemerer  y sostenida a lo largo del tiempo por sus sucesores.

En el año 2000, el Obispo Alfonso Delgado instauró la Fundación Jorge Kemerer para incentivar la creación de un Instituto Universitario Católico en la Provincia.

 

Diseño

Posteriormente, Monseñor Juan Rubén Martínez, actual titular de la Diócesis de Posadas, es quien impulsó las labores de planificación de la Universidad Católica de las Misiones.

El compromiso de la Diócesis con crear una institución universitaria privada católica,  orientada a contribuir con la región en su desarrollo armónico y sostenido; desde las funciones de docencia, investigación y extensión en cooperación con otras del país y del mundo;  fue determinante en todos estos años.

Es así, como en noviembre de 2003, cedió los derechos sobre el inmueble en que se erigió nuestro Campus, al tiempo que un equipo de expertos comenzaba a esbozar los primeros trazos del Proyecto Educativo Institucional.

Durante todo el proceso, la Fundación Jorge Kemerer incentivó la formación y capacitación de los responsables de llevarlo adelante, auspiciando su participación en cursos de Gestión del Conocimiento desde el año 2002.

 

Materialización

La autorización para que se cree y funcione la Universidad Católica de las Misiones, fue otorgada por el Gobierno Nacional, a partir del Decreto Presidencial 1643/12 firmado el 12 de septiembre de 2012. Fue posible gracias a la tarea responsable y desinteresada de las personas convocadas para desarrollar y concretar el Proyecto Educativo Institucional.

Desde noviembre de 2013, UCAMI convoca a los estudiantes de la región interesados en acceder a una formación distintiva, y continúa trabajando para legar a las futuras generaciones  profesionales de excelencia, con mirada humanista, basada en principios cristianos, que colaboren con el desarrollo de la región.